Tienes el Poder para Ser Feliz

Cambia lo Negativo en Positivo

Las emociones y los pensamientos van siempre de la mano, uno es el reflejo del otro, es decir si usted tiene un pensamiento negativo (de celos, envidia, rabia, etc.) surgirá una emoción negativa, se sentirá triste, enojado, desmotivado, etc.  De esto se deduce entonces que las emociones negativas son nuestro gran enemigo porque de ellas proviene la infelicidad.

Esto debiera ser una gran revelación pero no parece significar mucho, porque la mayoría de las personas creen que no tienen control sobre sus emociones ni sobre sus pensamientos y que, por tanto, no tienen control sobre su propia felicidad. Esto los pone inmediatamente en una situación de víctima y de indefensión.

Sentirse víctima de las circunstancias, hace que se aferre a la emoción negativa y que no haga ningún esfuerzo por cambiar o mejorar nada, ya que supone que no hay nada que usted pueda hacer. De esta forma, renuncia a utilizar el inmenso poder que existe en su interior, el cual le puede sacar de cualquier problema o dificultad y darle toda la felicidad y plenitud que desea.

Si de verdad queremos ser felices, debemos comenzar por dejar de lado el papel de víctima y aprender a hacernos responsables de lo que nos sucede. Alguien puede argumentar que hay muchas cosas que no podemos manejar o controlar y de las cuales no somos responsables, como por ejemplo las actitudes de los demás, eso es cierto, sin embargo siempre podemos elegir la forma en que las miramos y como respondemos a ellas. Tenemos el poder de pensar y de actuar como queramos y eso puede hundirnos o elevarnos.

Tome la responsabilidad que le corresponde en cada situación, observe cómo reacciona y cómo responde a ellas. Hágase cargo de la parte que le pertenece, por pequeña que sea. Si alguien le habla mal en lugar de usted bajar al nivel de la rabia, respire profundamente y elévese al perdón, sabiendo que eso es un beneficio aun mayor para usted, que para la persona a quien perdona, porque cada quien cosecha lo que siembra.

Hágase cargo de su propia siembra, vuélvase hacia sí mismo y busque la forma de enfocar su mente en el aspecto más positivo que encuentre en ese momento, recuerde que su mente solo puede enfocar la atención en una cosa a la vez, si es en lo positivo elevará sus vibraciones y esto determinará su futuro.

Su felicidad depende de cómo se siente hoy. Si piensa cosas negativas, se sentirá mal y atraerá personas y circunstancias negativas, si piensa positivo, se sentirá bien y atraerá personas y circunstancias positivas.

Recuerde, usted tiene el control de cómo se siente, cómo piensa y cómo responde a las circunstancias y eso significa que tiene completo control sobre su felicidad.

Por: Marcela Allen Herrera