Cómo Alcanzar el Éxito

William Walker Atkinson

 

La primera cualidad esencial para el éxito es el deseo de hacer – de ser algo. El siguiente paso es aprender cómo hacerlo; el siguiente llevarlo a ejecución.

El hombre que es el más capaz de lograr cualquier cosa, es el que tiene una mente amplia; el hombre que ha adquirido conocimientos. Así que, la persona que quiera tener éxito debe ser amplia; debe adquirir todo el conocimiento que le sea posible; debe estar bien parado no sólo en una rama de su negocio, sino en cada parte de el. Tal persona logra el éxito.

El secreto del éxito es siempre tratar de mejorarse a sí mismo, no importa donde esté o cuál es su posición. Aprenda todo lo que pueda. No busque hacer lo menos que pueda, sino lo más que pueda. Una persona así estará siempre en demanda, porque establece la reputación de ser trabajadora. Siempre hay espacio para ella porque las empresas progresistas nunca dejan que una persona trabajadora deje su empleo si pueden evitarlo.

El individuo que llega a la cima es el resuelto, con coraje, esforzado y nunca el tímido, el incierto, el trabajador lento. Un hombre inexperto rara vez es puesto en una posición de responsabilidad y poder. El hombre elegido es uno que ha hecho algo, ha obtenido resultados en una cierta línea o tomado la iniciativa en su departamento. Él es colocado allí a causa de su reputación de poner vigor y la valentía en sus esfuerzos y porque previamente ha demostrado que tiene valor y determinación.

El individuo que se elige en el momento crucial no suele ser un genio; no posee más talento que otros, pero ha aprendido que los resultados sólo pueden ser producidos por el incansable esfuerzo concentrado. Esos “milagros” en los negocios no sólo “suceden”. Él sabe que la única forma en que van a suceder es fijándose a una proposición y llevándola a cabo. Ese es el único secreto de por qué algunos tienen éxito y otros fracasan. El hombre de éxito se acostumbra a ver las cosas cumplidas y siempre se siente seguro del éxito. El hombre que es un fracaso se acostumbra a ver el fracaso, lo espera y asi, lo atrae hacia él.

 

Extracto:  “El Poder de la Concentracion” de William Atkinson  / Traduccion de Marcela Allen Herrera