Confía en la Vida

¿Alguna vez has analizado la conexión perfecta que existe en todos los acontecimientos que suceden en nuestra vida? Si lo haces verás que todo ocurre perfectamente, todos los hechos están enlazados unos con otros.

Vuelve un poco la vista hacia tu pasado y te darás cuenta de lo que hablo. Piensa en todas las cosas que debieron suceder para que estuvieras ahora en el lugar donde estás. Observa la cadena de sucesos que te trajeron hasta este momento. Todo tiene una relación y una concordancia. Nada sucede al azar, ni existe la casualidad de ninguna manera, todo tiene una razón de ser, todo sucede por algo.  ¿Estás atravesando por un período difícil? no te desesperes porque esta etapa es parte de una cadena de eventos que comprenderás más adelante.  Ahora no lo ves, pero pronto entenderás las razones de tu actual dolor y te darás cuenta que detrás de ese sufrimiento había un tesoro escondido.

Debemos saber que nuestros pasos son siempre dirigidos, hay una fuerza que nos cuida y nos protege todo el tiempo, pero en lugar de confiar, invitamos en nuestra jornada al miedo, y este es el responsable de las preocupaciones y la tristeza.  Ponemos nuestra Fe en la dirección opuesta porque en lugar de creer que algo bueno vendrá, esperamos que cosas negativas sucedan. Olvidamos una importante lección que nos fue entregada, “Todo lo que pidas con Fe te será dado” entonces si esperamos cosas negativas porque el miedo es quien rige nuestros pensamientos, eso llegará. Atraeremos personas y circunstancias equivocadas, nos sentiremos perdidos en la obscuridad, en la pena y la angustia…  aun así, la vida nos seguirá guiando para que volvamos a la senda correcta, a la luz.

confiaNo desperdiciemos nuestra fuerza y nuestra energía entorpeciendo el flujo natural de la vida. Aprendamos a confiar siempre que está todo bien, sin importar cuales sean las circunstancias, solo observando con fe, con tranquilidad, confiando plenamente que estamos siendo guiados hacia donde nuestro corazón quiere llegar. De esta forma seremos capaces de disfrutar verdaderamente cada una de las experiencias de la vida, mirar el mundo con nuevos ojos y encontrar la paz.

Fluye con la vida y aleja tus pensamientos del miedo,  porque en realidad solo hay una cosa a la cual temer, y es a tener miedo.

Por: Marcela Allen Herrera

.”