Dos Consejos para Superar los Problemas en la Relación

consejos para superar los problemas

Todos queremos sentirnos amados y aceptados. Lamentablemente no todas las relaciones que tenemos en nuestra vida nos hacen sentir de esa manera, sino por el contrario muchas de ellas nos muestran justamente lo contario.

Pero ciertamente son las relaciones conflictivas las que más nos pueden ayudar a crecer. Por difícil que parezca debemos aprender a ‘trabajar’ con ellas. Debemos ir a nuestro interior y encontrar lo que está provocando esta situación. Sí, porque, aunque no nos guste aceptarlo y muchos se nieguen a creerlo, esa relación que le atormenta, solo está reflejando algo que está en su interior. Y si no lo soluciona le seguirá como sombra a donde quiera que vaya, trayendo a su vida una y otra vez la misma situación.

Por eso en lugar de arrancar, gritar, pelear, discutir o exigir un cambio, respire profundamente y hágase dos preguntas, la primera ¿Qué es lo que más me desagrada de la actitud de esta persona? Y luego vaya a su interior y trate de encontrar esa actitud en usted.  Si es tremendamente honesto consigo mismo, vera que lo que tanto le disgusta en la otra persona, es o ha sido algún aspecto suyo en algún momento. Cuando lo encuentre, debe perdonarse y cambiarlo, si aún no lo ha hecho.

Y la segunda pregunta que debe hacerse es ¿qué puedo amar en el o en ella? Sé que si está enojado lo más probable que responda inmediatamente – nada- y salten a su mente todas los aspectos negativos y cuantas veces le ha hecho sufrir.  Pero deje esa pequeña voz a un lado y conéctese con la parte más grande de usted. Encuentre algún aspecto positivo en el cual pueda enfocarse, recuerde algo que haya hecho, los momentos agradables, busque hasta que encuentre y verá como poco a poco empieza a crecer un sentimiento más compasivo y se va  conectando con lo más elevado de su ser.

Manteniendo la intención de cambiar sus propios aspectos negativos y de actuar compasivamente con la otra persona sin importar sus actitudes, de seguro las cosas mejorarán.

Sea firme en mirar a través de los ojos del amor, pida ayuda a Dios en los momentos en que sienta que se conecta con esa mente más pequeña que le ínsita a mirar los errores del otro. Usted solo enfóquese en mejorarse a sí mismo y verá como pronto será siendo dirigido hacia una relación armoniosa y más feliz, porque al poner más amor en su interior, más amor reflejará en el exterior.

Marcela Allen Herrera