Eres Parte de la Más Alta Inteligencia

 

Cuanto mayor sea tu inteligencia, más fácilmente puedes poner en acción el orden más alto de energía creativa. Cuanto más desarrolles tu inteligencia (y no me refiero a esta intelectualidad o aprendizaje de libros, me refiero a la auto-educación), más encontrarás tus viejas y limitadas ideas de lo que no eres, no puedes ser, hacer o tener, desapareciendo imperceptiblemente. Usando tu inteligencia y descansando sobre ella para guiarte hacia Dios, llegarás a reconocer que tú eres es tanto una parte de la más alta inteligencia como una gota de agua es parte del océano.

Este constante reconocimiento de tu parte, llevado en tus asuntos diarios, te dará control sobre las circunstancias adversas, que te darás cuenta, después de todo, son sólo los efectos de menores grados de inteligencia, y te librará de caer víctima de un universo material. Tú no eres una víctima; tú eres una parte del Universo.

La razón por la cual tienes éxito, sin comprender el poder que posees, es porque lo usas inconscientemente, según la ley de su propia naturaleza, y alcanzas resultados armoniosos. Tu capacidad, en todo momento, para usar el infalible poder que es tuyo, depende de tu reconocimiento de su presencia.

La razón de tus tiempos de fracasos, es que la condición angustiante absorbe por completo tu atención y eres incapaz de pensar en nada más. En esos momentos, pierdes totalmente de vista el hecho de que tu mente individual es el instrumento a través del cual la forma más alta de inteligencia y poder infalible está tratando de expresarse. También, que siempre toma la forma de tu pensamiento habitual. Por lo tanto, cuando crees que una situación está fuera de tu control, lo está.

Thomas Troward – Gran Cientifico Mental / Traducción de Marcela Allen Herrera