La Ley de Atracción en el Mundo del Pensamiento

Todo el tiempo estamos enviando pensamientos de mayor o menor intensidad, y estamos cosechando los resultados de tales pensamientos. Las ondas de pensamiento no sólo nos influyen a nosotros y a los demás, sino que además tienen un poder de atracción, atraen hacia nosotros los pensamientos de los demás, cosas, circunstancias, personas, “suerte”, de acuerdo con el carácter del pensamiento en nuestras mentes. Pensamientos de Amor atraerán a nosotros el Amor de los demás; circunstancias y ambientes en concordancia con el pensamiento; personas con pensamiento similares. Pensamientos de Ira, Odio, Envidia, Maldad y Celos atraerán hacia nosotros todos los pensamientos afines que emanan de las mentes de los demás; circunstancias en las que estaremos llamados a manifestar esos pensamientos viles y a su vez recíprocamente los recibiremos de otros; personas que manifestarán falta de armonía; y así sucesivamente. Un pensamiento fuerte o un pensamiento continuo, nos hará el centro de atracción para las correspondientes ondas de pensamiento de los demás. Los iguales se atraen en el Mundo del Pensamiento – como siembras así cosecharás. Las aves del mismo plumaje vuelan juntas en el Mundo del Pensamiento, las maldiciones como pollos vuelven a su gallinero, y traen a sus amigos con ellos.

El hombre o la mujer que está lleno de Amor verán amor en todos los lados y atraerán el Amor de los demás. El hombre que tiene odio en su corazón recibirá todo el odio que pueda soportar. El hombre que piensa en Pelea por lo general va en contra de todo y así recibe toda la pelea que busca. Y así sucesivamente, cada uno obtiene lo que pide en el transmisor de la Mente. El hombre que se levanta por la mañana de “mal humor” por lo general se las arregla para tener a toda la familia en el mismo estado de ánimo antes que termine el desayuno. La mujer “gruñona” generalmente encuentra lo necesario para satisfacer su propensión al  desconformismo durante el día.

Este asunto de la Atracción del Pensamiento es serio. Cuando te detengas a pensar en ello, verás que realmente las personas hacen su propio entorno, a pesar de que culpan a los demás de este. Tengo gente conocida que ha entendido y aplicado esta ley para mantener un pensamiento positivo, sereno y estar absolutamente inmune a la negatividad que les rodea. Ellos son como la vasija en la cual se ha vertido aceite en aguas turbulentas, descansan con seguridad y calma mientras la tempestad continúa alrededor de ellos. Uno no está a merced de las irregulares tormentas de Pensamiento después de que ha aprendido el funcionamiento de la Ley.

– Extracto del Libro “La Ley de Atracción en el Mundo del Pensamiento” publicado en 1906 por William Atkinson – Traducido por Marcela Allen Herrera.