Los Cinco Arrepentimientos más Comunes Antes de Morir

Uno de los miedos más comunes, es el miedo a la muerte. Sabemos que es algo natural y que algún día nos llamará a nosotros y a nuestros seres queridos, sin embargo hacemos todo lo posible por ignorar este hecho. Pero en los momentos que perdemos a alguien cercano nos damos cuenta que siempre ha estado presente y siempre estará, entonces vislumbramos que la vida es corta y que no hay tiempo para perderlo en peleas o resentimientos, comprendemos que debemos vivir sin cuentas pendientes,  decir  “Te amo” a nuestros seres queridos, hacer las cosas que nos gustan,  en definitiva dar todo el amor que podamos ahora porque no sabemos si más adelante tendremos la oportunidad.

Existe un libro que se refiera a este tema y que entrega un valioso mensaje, su título es:  “Los Cinco Mayores Arrepentimientos Antes de Morir”, de la escritora y cantante australiana Bronnie Ware.

Bronnie trabajó durante ocho años como enfermera de cuidados paliativos, es decir todos sus pacientes eran aquellos que habían sido desahuciados y su misión era acompañarlos entre las últimas tres a doce semanas de sus vidas.   Durante el tiempo que pasó con los enfermos que estaban cerca de la muerte, recibió valiosos mensajes y lecciones. Según lo que relata, lo que más le impactó fue ver a las personas en el final de sus días, cargando con arrepentimientos sabiendo que ya no podían hacer nada al respecto.  El ver esto, le dio la fuerza  para tomar difíciles decisiones en su vida, como ser madre por primera vez a los 45 años,  lanzar dos álbumes y volver al lugar donde creció  para estar  cerca de su madre.

Su libro ha inspirado a mucha gente de todo el mundo, quienes dicen que después de leerlo tienen la fuerza para retirarse, tiempo para tomar vacaciones, reconciliarse con viejos amigos o renunciar a sus trabajos; y es que su obra hace reflexionar y preguntarse, cuando aún hay tiempo, lo que escuchó en repetidas ocasiones por los enfermos: “¿Qué hubiese hecho de manera diferente?”.

De acuerdo a lo que se menciona en el libro, cuando les preguntaba a los pacientes acerca de los arrepentimientos  que tenían o cualquier cosa que hubiesen hecho diferente, los mismos temas surgían una y otra vez.  Y de ahí pudo identificar cuáles son los cinco más comunes:

  1. El arrepentimiento más común de todos era que deseaban haber tenido el coraje de vivir su propia vida y no la vida que otros esperaban. Cuando las personas se dan cuenta de que su vida está a punto de terminar y miran claramente hacia atrás, es fácil ver cuántos sueños se han quedado sin cumplir. La mayoría de la gente no había cumplido ni siquiera la mitad de sus sueños y tenían que morir sabiendo que era debido a las opciones que habían hecho o no hecho.

Es muy importante tratar de cumplir al menos algunos de tus sueños en el camino. Desde el momento en que se pierde la salud, ya es demasiado tarde. La salud trae una libertad que muy pocos valoran, hasta que ya no la tienen.

  1. El segundo venía mayormente de todos los hombres, y era que se arrepentían de haber gastado tanto tiempo enfocados en el trabajo, deseaban no haber trabajado tan duro ya que sentían que habían perdido tiempo con sus hijos, no habían disfrutado de verlos crecer y de estar más con su pareja.

Al simplificar tu estilo de vida y tomando decisiones conscientes en el camino, es posible que no necesites los ingresos que piensas que necesitas. Y creando más espacio en tu vida, te vuelves más feliz y más abierto a nuevas oportunidades que se adapten a tu nuevo estilo de vida.

  1. El tercero habla de tener el coraje de expresar lo que uno siente. De acuerdo a Bronnie, muchas personas sienten que suprimieron sus sentimientos con el fin de mantener la paz con los demás. Como resultado, establecieron una existencia mediocre y nunca llegaron a ser lo que eran realmente capaces de llegar a ser. Muchas de las enfermedades desarrolladas están relacionadas con la amargura y el resentimiento que cargaban dentro.

No podemos controlar las reacciones de los demás. Sin embargo, aunque inicialmente las personas pueden reaccionar cuando cambias tu forma de ser y hablas honestamente, al final elevas la relación a un nivel completamente nuevo y más saludable. Eso, o te liberas  de una relación poco saludable. De cualquier manera, tú ganas.

  1. Otro arrepentimiento muy común tenía relación con mantenerse en contacto con los amigos. Debido a la rutina diaria y muchas veces el ritmo acelerado que vivimos nos vamos olvidando de los amigos, como se señala en el libro dejamos ir amistades de oro de hacía muchos años atrás por no haber brindado el tiempo y el esfuerzo que merecían. A menudo no se daban cuenta realmente de los beneficios de los viejos amigos hasta en sus últimas semanas de vida y no siempre era posible localizarlos.  “Todo el mundo echa de menos a sus amigos cuando están muriendo”.
  1. Y Finalmente , “Me gustaría haberme dejado ser más feliz”. Muchos percibieron solamente al final de su vida que la felicidad es una elección. Habían quedado atrapados en viejos patrones y hábitos. El llamado “confort”  y el miedo al cambio los tenía haciendo creer a los demás, y a sí mismos, que estaban satisfechos pero en realidad profundamente dentro de ellos anhelaban reír abiertamente y tener nuevamente algo de locura en sus vidas.

También señala que cuando se acerca la muerte ya no importa el dinero ni la posición social, las personas se ocupan de poner en orden sus asuntos financieros pero solamente pensando en el beneficio de aquellos a quienes aman; tampoco importa la opinión de los demás y estoy segura que los problemas que hoy nos aquejan también dejan de tener importancia…  “al final todo se reduce al amor y a las relaciones. Eso es todo lo que queda en las semanas finales, el amor y las relaciones”.

Qué maravilloso es saber que aún tenemos la oportunidad de ser feliz, aún hay tiempo de cumplir nuestros sueños, de disfrutar con nuestros seres queridos,  de hacer lo que realmente nos gusta…. Qué bueno saber esto ahora, cuando aún nos queda tiempo por vivir.

 

Por Marcela Allen Herrera