¿Cómo Puedo Alejar un Pensamiento de mi Mente ?

Hay muchas personas que argumentan que a pesar que no quieren, no pueden dejar de pensar en algo en particular …. Es exactamente lo mismo que una persona que quiere bajar de peso, dijera que no puede dejar de comer. La verdad es que no quiere dejar de comer, no quiere hacer el esfuerzo de privarse de lo que le gusta.

La mente, si no es manejada y controlada, le dominará, haciéndole creer que no tienen control sobre ella. Pero es usted quien debe dominar su mente, es usted quien debe decidir que pensamiento se queda y cuál se va. Observe lo que llega a su mente, si es un pensamiento que le hace daño, dígale con fuerza: ¡fuera!. Luego rece, repita un mantra, alguna una frase positiva, diga “Dios saca este pensamiento de mi mente” y piense en otra cosa. Si realmente lo quiere, usted puede. Los primeros días el pensamiento volverá continuamente porque ya ha formado un camino en su mente y le es fácil regresar, pero al dejar de entretenerlo y no darle fuerza, de a poco se irá alejando hasta que desaparecerá.

Ahora, otra cosa importante mientras usted está aprendiendo a sacarlo de su mente, puede ayudarse un poco; volviendo al ejemplo de una persona que quiere bajar de peso, cuando toma la resolución de ponerse a dieta, no va al supermercado y compra tortas y pasteles para guardar en el refrigerador y así probar su fuerza de voluntad resistiéndose a ellos, por el contrario para ayudarse elimina todas las cosas que le pueden hacer flaquear y mantiene principalmente frutas y verduras a su alcance para así facilitar su trabajo .

De la misma forma usted debe ayudarse tratando de evitar todo aquello que le haga despertar los pensamientos de los cuales usted quiere alejarse.  Por ejemplo, digamos que usted vivía con su pareja y terminaron, si mantiene fotos de cuando estaban juntos colgadas en las paredes, si deja los muebles en la misma posición que estaban, con cada paso que dé inevitablemente despertará pensamientos que lo traerán a su mente. Si se sienta en el sillón que acostumbraban a estar juntos mientras ve películas románticas, es como abrir la puerta del refrigerador y mientras mira las tortas se pregunta por qué le es tan difícil dejar de comer. Más se ayuda si tira los pasteles y va al gimnasio, de igual forma en el caso de los pensamientos, ponga nueva información en su mente, haga algo distinto, rodéese de nuevas personas, haga algún deporte donde conozca gente, todas estas cosas distintas, despertarán en usted nuevos pensamientos. Ocupe el tiempo que gasta “pensando lo que no quiere pensar” en leer un libro, aprenda un idioma, estudie algo que le interese, tenga algún hobbie nuevo. Vuelva su vista al interior y verá que de apoco empieza a elevar su conciencia y nuevos y mejores pensamientos llegarán a su mente. El poder está en su interior, sólo debe ser firme y tener una fuerte resolución, haciendo uso de toda su fuerza de voluntad. Si hace el esfuerzo, verá que el universo le premiará, enviándole toda la ayuda celestial que necesita, usted no está solo en esto Dios está con usted.

Marcela Allen Herrera