Hoy Soy Sabio y Voy a Cambiarme a mí Mismo

ayer-fui-inteligente-y-quise-cambiar-el-mundo

 “Ayer fui inteligente y quise cambiar el mundo, hoy soy sabio y quiero cambiarme a mi”-  Esta conocida frase del gran poeta sufi, Rumi, encierra una profunda verdad.

Muchas veces creemos que, para mejorar nuestra vida y ser felices, algo o alguien debe cambiar, pensamos que algo externo (ya sean personas o circunstancias) son responsable de nuestra desdicha, de nuestra carencia o de nuestros problemas. Y así constantemente estamos exigiendo cambios externos, sin darnos cuenta que para que las circunstancias sean diferentes, primero debemos cambiar nosotros.

Cuando nosotros mejoramos todo nuestro entorno también lo hace, porque lo crea a no, todo lo que ve en cada área de su vida, es el reflejo de lo que existe en su interior, es el reflejo de sus ideas, de sus creencias, de sus pensamientos.

Si no comienza haciendo un orden y una limpieza en su mundo interno, jamás verá orden reflejado en el exterior. Recuerde, la única forma de mejorar nuestras condiciones, es mejorarnos nosotros primero. Y para ello debemos comenzar haciendo un auto-análisis, observe de cerca sus creencias, sus ideas, sus reacciones, observe los pensamientos que llegan a su mente.

Hace un tiempo, vino a mí una mujer que, según me dijo, sus relaciones amorosas iban de fracaso en fracaso y todas sus parejas terminaban engañándola. Esto por supuesto, daba poder a su creencia que “todos los hombres eran infieles”. Cuando una situación se repite una y otra vez, es muy fácil darse cuenta que hay una idea inconsciente escondida en algún lugar y es necesario hacer una limpieza profunda para encontrarla y eliminarla.

En este caso particular, la causa no fue difícil de encontrar, estaba escondida en su subconsciente, creando el molde de sus actuales experiencias. Cuando era pequeña, debido a una infidelidad, sus padres estuvieron separados un tiempo. Posteriormente se reconciliaron y volvieron a vivir juntos, pero ella en su mente infantil, grabó la idea de traición e infidelidad y se manifestaba en cada una de sus relaciones.  Era necesario hacer un trabajo interior y dejar ir esa idea, ¿Cómo? reemplazándola con el nuevo concepto de que el amor está basado en la honestidad, que si hay muchos hombres leales y que ella merecía ser amada ‘honestamente’. Cuando ella sacó de su interior esa idea y pudo realmente ‘creer’ que si hay hombres fieles, apareció una persona maravillosa en su vida, alguien totalmente distinto al patrón que había tenido antes, simplemente porque ella cambió el molde.

Haga su auto-análisis. Observe que área de su vida le gustaría cambiar o mejorar (amor, financiera, salud) y cuáles son sus ideas y creencias respecto a esa área en particular. Analice cuales eran las ideas que tenía en su infancia respecto a ello. El primer paso para eliminar las ideas erróneas es hacernos conscientes de ellas, reconocerlas.

Cada momento hágase consciente de sus pensamientos y sentimientos y enfóquelos en la dirección que desea. Piense cuál es su “molde ideal” como le gustaría que fuera su vida en esa área, luego observe y analice cada uno de los pensamientos que llegan a su mente respecto al tema en cuestión y reemplácelos por pensamientos basados en su “molde ideal”.

No ponga su atención en lo que no quiere o no le gusta, por el contrario, manténgase enfocado en lo que desea, sea persistente y sin duda las circunstancias pronto se ajustarán a su nuevo y mejorado molde interior.

Marcela Allen Herrera